En un contexto de apagón educativo

RESOLUCIÓN DE LA CONTRALORÍA

SIGNIFICA UN NUEVO REZAGO DE AL MENOS DOS AÑOS PARA MÁS DE 700 MIL ESTUDIANTES

17 Diciembre 2021

La decisión de la Contraloría detiene un proyecto que tomó 10 años para ver la luz y afectará a generaciones completas de niños y jóvenes.

La Fundación Omar Dengo lamenta la reciente resolución emitida por la Contralora General de la República, sobre el proyecto Red Educativa del Bicentenario (REB), la cual detiene el eje a ejecutar por parte de la Fundación Omar Dengo (FOD) para interconectar a más de 2 mil centros educativos a una eficiente, moderna y ágil red de banda ancha. Los principales afectados serán más de 700 mil estudiantes – el 73% de la población estudiantil del sistema público – a quienes se les está negando la posibilidad de contar con las condiciones adecuadas para el aprendizaje híbrido que imponen las actuales circunstancias.

Indudablemente, la decisión marca un retroceso educativo de al menos 2 años, en un contexto de “apagón educativo” por el que camina la educación costarricense en los últimos años, tiempo durante el cual los estudiantes han sufrido un recorte significativo en sus aprendizajes, hacinamiento tecnológico en sus hogares, 426.000 estudiantes no cuentan con conectividad y tienen problemas de acceso a equipo tecnológico y el 70% del quintil más pobre de la población no tiene acceso a conectividad del todo. El centro educativo con conexiones robustas y seguras se convertiría con la REB en un escenario insustituible en estos momentos.


El proyecto Red Educativa estuvo sin mostrar avances por más de 10 años, colocando al país en una situación de gran desventaja, hasta que el Ministerio de Educación Pública (MEP) designó a la FOD como unidad ejecutora, en febrero de 2020, para que en poco más de un año lograra sacarlo del estancamiento. Sin embargo, a solo unos pocos días de concretarse, fue detenido por una resolución donde la defensa del interés público e incluso la valoración de un uso mucho más eficiente de recursos públicos se ven relegadas para dar pie a la legalidad por legalidad misma.


Para Marcelo Carvajal, gerente general de la Fundación Omar Dengo, no existe actualmente en el país un problema de mayor trascendencia y urgencia que la atención a la crisis educativa y la nivelación de los estudiantes. Atender esta problemática con acciones concretas no puede esperar.


“Es lamentable que un proyecto que pudo brindar una solución a corto plazo a una urgente necesidad para el país, se detenga por una decisión que no sólo implicará un atraso de al menos 2 años para lograr concretarse nuevamente, sino que afectará la formación de generaciones completas de estudiantes que no tendrán las competencias necesarias para enfrentar su futuro. Frente a la ausencia de propuestas integrales que atiendan las necesidades de los estudiantes y los requerimientos del propio MEP, así como de capacidades demostradas de ejecución de una iniciativa compleja como esta, la gravedad de las consecuencias de esta resolución es realmente preocupante”, manifestó Carvajal.


Agregó que el modelo técnico de la REB, planteado por el MEP y desarrollado junto a la FOD, nunca estuvo bajo cuestionamientos ni fue cuestionada tampoco la transparencia en la gestión y en el uso de fondos públicos por parte de la Fundación Omar Dengo. La resolución de la señora contralora no contempló una valoración integral del contexto, la necesidad imperiosa y la solidez de la propuesta técnica.


La FOD está especializada en la incorporación de las tecnologías para aprender y mejorar la gestión educativa, y lo hace con un nivel de eficiencia destacable en el uso de los recursos. Don Marcelo resaltó que existe fundamento que no deja lugar a dudas que los precios obtenidos en las ofertas recibidas en el proceso de licitación de la Red Educativa hubieran significado un ahorro millonario para el Estado, como ha sido costumbre en otros procesos liderados por la Fundación Omar Dengo.


Otro punto importante es que el modelo de Red Educativa, tal cual fue conceptualizada por el MEP se basa en las mejores prácticas internacionales y fue validado con especialistas del Banco Mundial. Además, contempla altos mecanismos de seguridad para los estudiantes y permite al MEP adaptar el servicio a la realidad y necesidades cambiantes de cada centro educativo.


“Los resultados logrados en más de tres décadas de trabajo junto al MEP dan fe de los aportes de la Fundación Omar Dengo al país y del impacto logrado en la educación. Nuestra prioridad es y ha sido la educación y el desarrollo de capacidades de los niños y jóvenes usando la tecnología como facilitador y por este motivo continuaremos trabajando desde nuestra trinchera en marcar una diferencia, liderando proyectos para el progreso de nuestro país”, concluyó Carvajal.

¿Te gustó este artículo?

Te invitamos a disfrutar de otros contenidos similares

  1. La urgente Red Educativa
  2. Posición de la Fundación Omar Dengo ante suspensión de la Red Educativa del Bicentenario